El marketing farmacéutico es la suma de estrategias para conseguir ventas de productos y servicios relacionados con la salud, tanto con un enfoque B2C como con uno B2B. La estrategia supone una planificación de tácticas y acciones, para la que hay que valorar las tendencias del mercado, los públicos a los que nos dirigimos, cómo captaremos leads y cómo nos diferenciaremos de la competencia. Estas son algunas de las estrategias de marketing farmacéutico B2B más eficaces:

Inbound Marketing

El Inbound Marketing en el sector farmacéutico es una estrategia pensada para aumentar ventas. El foco se pone en cubrir las necesidades de información y ofrecer soluciones a problemas concretos a un público muy segmentado —los Buyer Personas—, y hacerlo en el momento justo del proceso de compra en el que se encuentran. Todo, dirigido a guiarlos hasta lograr su conversión.

Entre las ventajas que aporta la aplicación de una estrategia de Inbound Marketing B2B al sector farmacéutico se encuentran la oferta de contenido riguroso y fiable y la posibilidad de personalizar y automatizar los procesos. Además, implica una estrecha colaboración de los departamentos de marketing y de ventas, lo que redundará en mejores resultados. Si quieres saber más, lee estas consideraciones sobre Inbound Marketing para el sector farmacéutico.

Content Marketing farmacéutico

Con el marketing de contenidos despertamos el interés de nuestro público objetivo a través de la creación de contenido de valor y su posterior difusión en el momento más adecuado de cada etapa del funnel de ventas. Por esta razón es una herramienta muy útil en una estrategia de Inbound Marketing. El contenido puede ser desde artículos de blog a infografías, e-books, podcasts, vídeos, etc., que se distribuirán a través de redes sociales o e-mail marketing, por ejemplo. El Content Marketing farmacéutico ayuda a atraer tráfico, pero para automatizar su conversión en ventas es imprescindible una estrategia Inbound.

Account Based Marketing (ABM)

La segmentación propia del ABM nos ayuda a enfocar las estrategias a la parte final del embudo. Así, nos dirigimos a un público muy relevante y reducido (entre 100 y 1.000 cuentas objetivo), altamente susceptible de convertirse en cliente, al que contactaremos a través de redes sociales para ofrecer contenido útil y educativo. El equipo comercial es el responsable de crear y alimentar esta relación. El ABM es todo un proceso acelerador de ventas, con el que se consiguen resultados tangibles en seis meses.

Digitalización 

Digitalizar las ventas B2B es la mejor manera de salvar la crisis de la COVID-19, que impide a los comerciales realizar visitas físicas. Pero, además, supone una optimización de los resultados. Para ello es necesaria la adaptación de las metodologías y de los equipos de trabajo. Asimismo, el ajuste de la formación al contexto digital es clave, además de la inversión en tecnología para conseguir procesos más eficientes, como es el caso de la automatización del marketing o el Social Selling.

Con una decidida apuesta por la transformación digital se consiguen beneficios claros, como lo son una mayor atracción de leads y lograr más oportunidades de venta reales en un plazo más corto. En definitiva, es decir adiós a la venta a puerta fría.

E-mail marketing

Una estrategia de e-mail marketing B2B bien planteada nos permitirá segmentar la base de datos de forma eficaz. También crear workflows para el envío automático de correos personalizados, perfectamente ajustados al destinatario y al momento en el que se encuentra en el proceso de compra, guiándole así hacia la conversión gracias a técnicas como el lead scoring y el lead nurturing. Además, facilita la fidelización y permite medir de forma muy completa el rendimiento de las campañas e introducir mejoras.

Nueva llamada a la acción

Nueva llamada a la acción