Marketing workflow se traduce en español como “flujo de trabajo de marketing”. El alcance de los workflow  que creemos dependerán, en buena medida de las funcionalidades de los programas de automatización del marketing que usemos. Por eso es importante tener claras cuáles son nuestras necesidades antes de evaluar lo que ofrecen las distintas plataformas.

¿Qué es un workflow de marketing? 

No es más que la planificación de acciones de marketing automatizadas, que arrancarán según cuáles sean las características del prospecto y de su comportamiento en la web de la marca. En el caso específico de los workflows en Inbound Marketing, esas interacciones que realice el usuario deberán cumplir con las condiciones del desencadenante o trigger que hayamos marcado. 

Se consideran como desencadenantes acciones como la bienvenida al cliente, la realización de una compra, su fecha de cumpleaños, el momento de la compra en sí, etc. Así, una buena ejecución de una estrategia de marketing automation deberá contemplar distintos flujos, el del e-mail de bienvenida, el del proceso de lead nurturing, la descarga de un documento, la recuperación de un carrito abandonado, el lanzamiento de un producto o de un evento, etc.

En resumen, con estos procesos se determina de forma automática qué contenido ofrecer a cada persona y qué tipo de comunicación establecer con ella.

¿Cómo funciona un workflow online?

Estos flujos de trabajo son de enorme utilidad en el marketing automation. Para crearlos es imprescindible contar con un software de automatización del marketing. A través de esta plataforma definiremos los triggers y programaremos qué se envía en cada uno de los casos que hemos contemplado en el workflow, que deberá cubrir todo el proceso desde la generación del lead hasta la venta.

Con la herramienta programaremos el envío periódico de correos, newsletters y demás recursos de utilidad para el potencial cliente. Gracias al workflow, todo se realizará de forma automática, lo que no solo ahorrará tiempo y costes, si no que nos permitirá alcanzar a enormes volúmenes de leads.

¿Cómo crear un workflow de marketing? Claves para crear un flujo de trabajo en marketing digital

Hay varias plataformas en el mercado en las que podemos diseñar nuestros workflows. Es el caso de Hubspot, pero también de Marketo, Pardot o Mautic.

Para empezar, tenemos que tener claro que el cliente que reciba nuestros mensajes debe haberse interesado por nuestra marca con anterioridad, aceptando que le enviemos más información. Por otro lado, es muy útil crear los flujos teniendo en cuenta las particularidades de nuestros buyer persona, algo que nos ayudará a personalizar al máximo las comunicaciones con los usuarios.

En resumen, las fases de creación de un workflow de marketing son estas:

  1. Definir los objetivos.
  2. Diseñar un flujo de trabajo para cada etapa del Buyer’s Journey.
  3. Implementarlos en la herramienta.
  4. Medir los resultados para aplicar mejoras.

Trabajar con workflow es básico en la automatización del marketing. Con ellos conseguiremos ofrecer a nuestros contactos el contenido más ajustado en cada momento, con la vista puesta en la compra y en la fidelización.

¡Descárgate nuestros recursos!

DESCARGAR - Guía de Marketing para empresas que quieren crecer