La mejor forma de educar a los nuevos leads sobre nuestros productos y servicios son las secuencias de e-mail automáticas. Para crearlas debemos disponer de un software de automatización de marketing como Hubspot, Pardot o Marketo, por poner solo algunos ejemplos. 

La clave de estas secuencias de correos es convertir en plantillas los e-mails que mejor funcionan y que más enviamos. Así, podremos personalizarlas y optimizarlas fácilmente, además de compartirlas con todo el equipo. Esto se traduce en mayor eficacia.

¿Qué es una secuencia de e-mails automática?

email marketing

Son series o cadenas automatizadas de correos que se envían al usuario cuando realiza la acción que hemos determinado. Es una forma de automatización del marketing que sirve para calificar leads en una primera etapa, para enviarlos con posterioridad al departamento de ventas tras un proceso de maduración. Es decir, para convertir a los visitantes en clientes.

Estas comunicaciones automáticas junto al lead nurturing suponen un importante ahorro de tiempo para el equipo de ventas.

La importancia de las secuencias automáticas de correos electrónicos 

Con ellas evitaremos perder prospectos, al mantener el contacto a través de e-mails programados. Y, en contra de lo que pueda parecer, el nivel de personalización que permiten las plataformas evita que las comunicaciones se perciban como automáticas y poco humanas. 

Para ello, lo ideal es integrar estas plataformas con nuestro CRM. Así podremos incluir en los  envíos los datos del contacto, por ejemplo, además de otros detalles que harán la comunicación más personal.

Del mismo modo, es imprescindible medir el desempeño de los envíos para saber qué secuencias de e-mail automáticas funcionan mejor. Todo redundará en una estrategia de marketin digital más eficiente.

Claves para crear secuencias de e-mails que funcionan

email marketing

Para poner en marcha este proceso de comunicación y de maduración de leads hay que tener en cuenta estos puntos para diseñar la secuencia de correo automatizado:

  • Marca los objetivos que quieres alcanzar de la forma más concreta posible. Conseguir una conversión puede significar varias cosas, desde una descarga a una venta.
  • Elige el número de e-mails a mandar en función de las oportunidades de venta que detectes. Piensa cuántos mensajes ayudarán a tu estrategia y cuántos serán relevantes en la relación que vas a establecer con tu contacto: correo de bienvenida, confirmación de la suscripción a la newsletter, recordatorio de carrito abandonado, envío de promociones, felicitaciones de cumpleaños, etc.
  • Redacta los correos para dirigir al receptor hacia la acción que quieres que realice. No escatimes en diseño ni en copywriting.
  • Crea las secuencias de e-mails automatizados en la plataforma que hayas elegido. Usa triggers y tareas.
  • Comprueba que todo funciona como debe antes de realizar el primer envío y planifica también tests A/B para mejorar las conversiones.
  • Mide los resultados de las campañas para localizar problemas y mejoras. Las estadísticas de aperturas, clics y respuestas ayudan a optimizar las plantillas y detectar las secuencias más eficaces.

 

En resumen, está muy bien enfocarse en conseguir nuevos leads, pero es igual de necesario pensar en qué hacer con los que ya tenemos. Solo así lograremos fidelización y conversiones.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…