El Content Marketing, traducido al español como marketing de contenidos, es una herramienta del Inbound Marketing que consiste en identificar, crear y distribuir contenido valioso y relevante, dirigido a nuestros Buyer Personas. Eso sí, debe ser informativo y educativo, no comercial. ¿El objetivo? Atraerlos para convertirlos en prospectos y fidelizar a quienes ya son clientes para que realicen más compras. En este contexto Inbound, tanto en el caso B2C como en el B2B, la clave es ofrecer valor y no interrumpir. Es decir, buscamos conectar, atraer, conseguir su compromiso y su interacción.

Las ventajas de adoptar una estrategia de marketing de contenidos

De entre los múltiples beneficios de apostar por el Content Marketing destaca, sin duda, el mayor engagement. También conseguir un mejor posicionamiento orgánico —Google cada vez valora más los contenidos de calidad, además de la frecuencia de publicación— y de una forma más económica que con el tráfico pagado. 

Con el marketing de contenidos se logra, además, un aumento de la notoriedad de la marca y su autoridad. Asimismo, es una herramienta muy útil para la generación de leads, lo que redunda en un crecimiento de las ventas. No hay duda de que, al crearse una relación de confianza, se acelera el proceso de conversión.

Una estrategia de marketing de contenidos es la mejor manera de llegar a un público saturado de información y de publicidad, pero que recurre a Internet para encontrar respuestas y soluciones. La clave del concepto de marketing de contenidos es brindar información que responda a dudas, arregle problemas y ayude a cubrir necesidades. Todo, a través de contenido que dirija de forma natural a nuestros productos o servicios.

Definir el Buyer’s Journey, la clave del Content Marketing

El marketing de contenidos tiene como objetivo la conversión. Para lograrlo, construir una relación de confianza resulta esencial. Al generar contenido de calidad con frecuencia, nos convertiremos en una fuente fiable de información. Estaremos educando a nuestro público sobre las temáticas más relevantes del sector siguiendo un proceso bien estructurado: el Buyer’s Journey. A lo largo de este ofreceremos a cada Buyer Persona contenidos pensados para las etapas de:

  • Descubrimiento, que es cuando son conscientes de su problemática y comienzan a buscar soluciones. Aquí, los contenidos en el blog son protagonistas: posts con “how to”, infografías, vídeos, checklists, listados… Además, usaremos e-mails informativos.
  • Consideración o intención, que es cuando valoran un número reducido de opciones para solventar su problema, informándose con mayor profundidad, investigando y comparando. Es el momento de ofrecer, además de posts en el blog, webinars, podcasts, tutoriales, casos de éxito, testimonios, reviews… Los autorespondedores y el e-mail marketing automatizado son de especial utilidad en esta etapa.
  • Decisión o compra, cuando nos elige como solución tras valorar todos los datos. Compartiremos demos gratuitas, demostraciones en vídeo, ofreceremos soporte, ofertas…

Deberemos adaptar los distintos formatos y tipos de contenido a cada fase, que si bien van más allá de los posts en el blog corporativo, lo tendrán como eje principal. Su posterior distribución a través de redes sociales y e-mail marketing es también parte fundamental del marketing de contenidos.

En resumen, producir contenido de calidad y con frecuencia es vital, pero entender el Buyer’s Journey con detalle resulta imprescindible para el éxito de la estrategia de marketing de contenidos.

ASESORÍA GRATUITA