Captar clientes nuevos es esencial en cualquier estrategia de marketing. Pero no hay que olvidar la importancia de conseguir la fidelización de los clientes a los actuales. Es la mejor manera de conseguir embajadores de marca, algo muy valioso para cualquier empresa. Además, con ellos estaremos generando nuevas y regulares oportunidades de venta.

fidelización

Los beneficios de la fidelización de clientes

Fidelizar trae ventajas a nivel de ventas, pero también supone una mejora para la imagen de marca y su posicionamiento. A través de distintas estrategias de fidelización lograremos influir en la intención del cliente de comprar o contratar nuestra marca en repetidas ocasiones.

Estos son solo algunos de los beneficios más destacados:

    • Es muy rentable: un cliente fidelizado comprará más.Tendrá interés en nuestras novedades y, además, se le podrá aplicar la venta cruzada.

 

  • Sirve para atraer nuevos clientes: los clientes satisfechos y fidelizados comparten su experiencia positiva y nos recomiendan, algo clave para conseguir nuevas personas interesadas en nuestros servicios y productos.
  • Reduce el gasto en conversiones: retener clientes es más asequible que alcanzar a nuevos, por lo que el ROI será positivo.
  • Nos posiciona frente a la competencia: el cliente fidelizado no acude a ella, lo que fortalece nuestro posicionamiento en el mercado.

 

Ejemplos de estrategias de fidelización 

La satisfacción del cliente dependerá, en gran medida, de una buena experiencia de compra. Pero también influye el valor percibido del contenido que comparte la marca y de las promociones y descuentos personalizados que ofrece. Estas son algunas de las mejores estrategias que podemos emplear para ganarnos su lealtad:

 

  • Programas de fidelización: se basan en premiar la fidelidad a través de descuentos y promociones exclusivas. Estos programas mejoran las cifras de venta, la reputación, el conocimiento del cliente y la experiencia de compra.
  • Un servicio al cliente excelente: la cercanía y la personalización son muy valoradas por los clientes. Una atención humana, fluida, natural y que no se perciba como automatizada hará ganar puntos a la marca. Especial atención merece el servicio postventa y el seguimiento, así como una buena política de devoluciones.
  • Una estrategia de marketing específica para cada buyer persona: con ella estrecharemos lazos y mejoraremos el nivel de confianza. Con la segmentación también podremos ofrecer a cada cliente en cada momento lo que más se ajusta a sus necesidades e intereses.
  • Comunicación continua: para evitar que se enfríe la relación es necesario comunicarse con el cliente de forma regular. El e-mail marketing es una herramienta muy útil para ello y, en menor medida, las redes sociales. Podemos preguntar sobre la experiencia en la última compra, ofrecer asesoramiento, agradecer la fidelidad de forma personalizada, etc.

Además, los planteamientos del Inbound Marketing son muy útiles para fidelizar clientes. Una vez atraemos los leads, comienza el proceso de alimentación de esa relación. Por ejemplo, ofreciendo contenido de valor que resuelva sus necesidades, además de acompañamiento a lo largo del buyer’s journey. Así conseguiremos que la experiencia de compra sea tan completa que el cliente no solo desee repetirla, si no que también nos recomiende en su entorno.

¡Descárgate nuestros recursos!

DESCARGAR - Guía de Marketing para empresas que quieren crecer

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…