Cómo indexar una web en Google y Bing

Portada » El blog de MARATUM » Cómo indexar una web en Google y Bing

Queremos que nuestra web aparezca en los primeros resultados de los buscadores para que los clientes potenciales puedan encontrarnos

 

 

Pero ¿cómo hago para que mi web aparezca y se sitúe entre las primeras? A continuación, te contamos todo lo que necesitas saber para que tu web esté correctamente indexada y puedas empezar a atraer a tus clientes ideales.

¿Qué es indexar una web?

Los robots de rastreo de Google, también conocidos como Google Boots o arañas de Google (crawlers), tienen como función rastrear y analizar de forma periódica las páginas web e identificar cada una de las URL que forman parte de ellas. Lo mismo sucede con Bing. Con cada rastreo, el robot descubre tanto las páginas nuevas como las páginas ya existentes que han sido actualizadas, y para ello utiliza algoritmos o fórmulas matemáticas.

Para conseguir que tu web esté bien indexada y aparezca entre los primeros resultados en un buscador, los robots del buscador en cuestión deben poder detectar y entender nuestra página de manera correcta.

Por ello, nuestro objetivo debe ser optimizar lo máximo posible nuestro sitio para facilitar al buscador el análisis de nuestra web y que entienda su estructura y contenidos sin problemas.

Una vez que esté indexada, hay otras acciones que ayudarán a posicionar la web en los primeros puestos, pero si la web no está indexada directamente no aparecerá.

¿Cómo funciona el rastreo de los robots de Google?

Como indican en la propia página de Google, los robots de rastreo trabajan con algoritmos muy sofisticados para decidir con qué frecuencia pasan por tu web. Cuando publicas un artículo, este tardará un determinado tiempo en indexarse (horas o días), dependiendo de cuándo pasen por tu web los robots.

Cuando tu blog tiene poco tiempo, este tendrá poco tráfico y autoridad y, por lo tanto, Google tardará más tiempo en rastrear tus publicaciones y en indexarlas. Conforme vayas publicando más contenido y creciendo, los rastreos serán más habituales. En Google Search Console puedes consultar la frecuencia de paso de los robots por tu web.

Para Bing, con la herramienta Bing Webmaster Tools en Crawl Control puedes determinar la frecuencia de rastreo deseada y el momento del día en el que prefieres que se analice tu web. La frecuencia de rastreo de Bing no es muy alta, así que puedes aumentarla si tu web es grande.

¿Cómo hago para que mi web esté indexada en Google o en Bing correctamente?

  1. Con la herramienta de Google Search Console, puedes acelerar el proceso de indexación enviando a Google todo el contenido de tu página web en la opción “explorar como Google”. Del mismo modo, puedes enviar tu contenido a Bing.
  1. Otra forma de acelerar el proceso es contar con un Sitemap bien estructurado. Debes crear un archivo xml y añadirlo a Google Search Console o a Bing.
  1. Comprueba que el blog tenga un archivo txt y que esté bien configurado.
  1. Asegúrate de que en WordPress no esté marcada la opción “Disuade a los motores de búsqueda de indexar este sitio”. Esto impediría que los robots rastrearan tu sitio.
  1. Si tu blog es un subdirectorio, debes introducir un link a él en la página principal de tu página web para facilitar la indexación.
  1. Si utilizas HubSpot, ellos se encargan de la indexación.

click web buscador url

¿Qué más puedo hacer para mejorar la indexación de mi página?

Después de asegurarte de que has realizado las acciones anteriores, puedes seguir optimizando tu web para mejorar la indexación y el SEO de tu página: los títulos de los artículos, subtítulos, la URL y las palabras clave que uses deben ser lo más breves a la vez que descriptivos posible, así como estar alineados para que el buscador no tenga ninguna duda sobre el contenido de nuestro artículo. Revisa también los textos alternativos de las imágenes y configúralos de la misma manera.

Usar las palabras clave en los artículos es esencial, pero no hace falta que las repitas una y otra vez a lo largo de cada texto. Los robots cada vez entienden mejor la semántica del contenido de los artículos, así que úsalas de manera natural. Sin embargo, si usas Bing sí que debes ser un poco más literal, porque tiene esta última habilidad menos desarrollada.

No te olvides de añadir una metadescripción para cada página, porque será lo que vean los usuarios en la página de búsquedas y, además, ayudará a posicionar las keywords.

Algo que también beneficia nuestra indexación y posicionamiento es los links que recibimos desde otras páginas, llamados backlinks. Si otras páginas con autoridad para Google comparten contenido publicado por nosotros que sea relevante y de calidad, Google considerará que nosotros también tenemos autoridad y habrá más posibilidades de que los robots de Google visiten nuestras URL con mayor frecuencia.

Por último, hay una serie de elementos que también pueden ayudarnos con la indexación y el posicionamiento: tener redes sociales activas (Bing lo valora mucho), asegurarnos de que nuestra página cargue rápido (puedes comprobar la velocidad de carga con herramientas como Google Page Speed, optimizar la página web para dispositivos móviles (una gran parte de los usuarios te leerá desde un móvil), etc.

¡Ya puedes empezar a trabajar en la indexación de tu web!  

 

¿Quieres saber cómo hacer un plan digital de crecimiento para tu empresa?

2018-07-05T18:26:24+00:0012 febrero 2018|Categories: SEO - Optimización de Motores de Búsqueda|Tags: |

Leave A Comment