¿Qué son los Buyer Personas?

Un buyer persona es una representación semi-ficticia de nuestro cliente ideal muy empleada en la metodología del Inbound Marketing. Consiste en crear un perfil tipo en base a datos demográficos y a la investigación sobre los comportamientos, necesidades y motivaciones de nuestro público potencial. Con estos perfiles lo que buscamos es ponernos en el lugar de nuestro público objetivo para comprenderlo lo mejor posible. Así conseguimos una idea más clara sobre qué contenidos le interesan y qué necesitan de nosotros, estableciendo una relación cercana.

¿Cómo definir los Buyer Personas?

Antes de arrancar cualquier acción o campaña es necesario identificar al detalle a nuestros buyer personas. Para ello usaremos herramientas de investigación como encuestas, estudios de mercado, entrevistas, etc.

Dónde viven, a qué se dedican, qué contenidos les interesan más y a través de qué canales, qué personas les influyen, qué esperan de nuestra marca, cuáles son sus retos personales… Las preguntas a plantear son múltiples y, a partir de los datos obtenidos con ellas, crearemos una descripción de una persona como si fuera real. Elaboraremos una ficha, asignando a cada cliente tipo un nombre y hasta una fotografía para identificarlo lo mejor posible, dotándolo de personalidad propia en base a la información conseguida. Hay que tener en cuenta que no debemos basar la definición de los Buyer Personas en nuestras percepciones. Una detallada investigación es vital para construir estos perfiles de una forma realista.

¿Para qué sirve identificar a los Buyer Persona?

Una vez identificados y definidos los Buyer Personas, es el momento de enfocar las acciones de marketing según sus particularidades, adaptando mensajes y estrategias a nuestros compradores ideales. El concepto de Buyer Persona también es necesario para mapear los contenidos a lo largo del Buyer’s Journey. Además, es imprescindible en el planteamiento de la estrategia de marketing de contenidos.

Es conveniente revisar con regularidad estos perfiles y actualizarlos si es necesario junto  a los equipos de marketing y de ventas. Ambos departamentos deben trabajar de forma conjunta en los Buyer Persona.